top of page
  • Foto del escritorDago Escorcia

SCARLATTOMIA by Dago Escorcia





Cuando uno entra en un local musical solo espera que el personal sea agradable, que la música sea de tu agrado, que te haga bailar o que se pueda escuchar, que el primer cóctel te de ganas de pedir el segundo, y que la clientela sea tan divertida y respetuosa como tú. Diría que el Scarlett de la calle Garbí, en Cambrils, tiene todo eso. Tiene mucho cuerpo, un gran corazón, un espíritu muy joven y está lleno de abrazos al buen rollo.

La primera vez que uno escucha hablar de Scarlett inmediatamente asocia el nombre a una de las musas de Woody Allen. Tiene algo de la Johansson, porque gente hermosa y amistosa aquí se encuentra a montones. Aquí se goza, pero sobre todo se siente la música de forma sabrosa, como dirían en mi Barranquilla. Es como la catedral de la música en Cambrils, de la música disco que ofrecen la mayoría de los DJ’s que pasan por el que considero el sitio de ocio nocturno por excelencia que existe en esta ciudad a la que no le falta prácticamente nada para uno sentir que vive en donde la felicidad está instalada. Pero también de la música en directo, donde uno se queda de piedra al ver la cantidad de excelentes artistas que los domingos llenan Scarlett de estilos musicales para todos los gustos.

Y mucho más sorprendente resulta ver como unos músicos que pasaban por ahí, al oir tocar a otro grupo piden, ruegan diría, que les permitan tocar un par de canciones. Scarlett, también tiene eso. Contagia. Uno entra en Scarlett y no quiere salir hasta que se apaguen las luces.

El alma de este local es Tommy, “el Ranchero”, el dios de la sala, está en todas partes. Igual se suelta y ameniza el local con sus vinilos, que limpia, sirve, habla y dirige. Es un sin parar. Dicen que iba para futbolista en sus años juveniles en Lleida, donde incluso algún periodista dijo de él que era un alevín de muchos quilates. Suerte que no se perdió por esos campos. Lo ganó la música. Tomàs Llusera es una máquina de parir ideas, siempre buscando algo innovador, un toque que llame la atención. Un día una sesión de jazz, otro una de blues, después una revista, al siguiente una radio, una campaña en redes sociales para que los fumadores cuando salen de la sala no molesten a los vecinos, unos carteles de mucha calidad y al mismo tiempo llenos de ingenio, lanzando las consignas principales de Scarlett. Aquí usted no escuchará reggaetón, pero si un contundente rechazo a la violencia y la homofobia. Eso es Scarlett. Alma, corazón y música.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page